Envío gratis a todo México

Hechos a mano

Diseños exclusivos

Lo que Aprendí de la Escuela Italiana

12 June 2021

A principios de los años 90 's la aduana mexicana tenía prohibidas las importaciones de cualquier tipo de calzado. Todos los zapatos que se vendían dentro del país eran hechos en México; sin embargo, la calidad no siempre era la mejor. En esos años mi madre, Regina Calzada de Romero, y yo decidimos hacer un viaje a Italia con la intención de perfeccionar nuestro método

reginaromero-blog-lo-que-aprendí-de-la-escuela-italiana-Jorge-Romero-en-Italia

Elegimos Italia porque la industria del calzado de este país cuenta con uno de los estándares de calidad más altos del mundo. Además el proceso de manufactura continúa siendo, en su mayoría artesanal, un factor muy importante para nosotros. De este país han surgido grandes diseñadores y casas de moda como Salvatore Ferragamo, Guccio Gucci o Mario Prada

reginaromero-blog-lo-que-aprendí-de-la-escuela-italiana-Ferragamo-Preda-Gucci

Durante ese viaje tuvimos la oportunidad de visitar una exposición de proveedores para calzado. Ahí, conocimos a un empresario que se dedicaba a la maquinaria para los zapatos. Le expresamos nuestro interés en aprender algunos de los secretos de la escuela italiana y él, ni lento ni perezoso, vio la oportunidad de exportar algunos de sus productos a México: la materia prima no estaba prohibida.  

reginaromero-blog-lo-que-aprendí-de-la-escuela-italiana-KYLIE

Fue así como nos contactó con uno de los mejores modelistas que he conocido que, además, era gerente de Violacci: Nino Calzolari, una de las marcas más reconocidas y prestigiadas durante esa época. Gracias a él fue que aprendimos a hacer zapatos igual que los italianos. Decidimos invitarlo a México para que conociera nuestro lugar de trabajo y a nuestra gente y, de paso, nos transmitiera algunos de sus mejores consejos.

reginaromero-blog-lo-que-aprendí-de-la-escuela-italiana-Violacci

Él nos compartió que para crear un par de zapatos espectaculares necesitas de tres cosas: creatividad, técnica y atención al detalle. Hasta la fecha, esta es una de las frases que más recuerdo todos los días.  De este modo comenzamos a ver como los productos hechos en México podían tener una calidad igual a la de la escuela italiana.

reginaromero-blog-lo-que-aprendí-de-la-escuela-italiana-proceso

Nos enseñó a darle una estructura definida a nuestros procesos; a medir las hormas para adaptarlas a nuestro mercado y nos mostró algunos procedimientos para optimizar nuestros cortes y pespuntes, todo con la impecable técnica italiana. Quedó sorprendido de la espectacular mano de obra que tenemos en México y aseguró que la clave está en saber cómo hacerlo. Una vez que tienes tu proceso bien articulado, lo demás es práctica, esfuerzo y pasión.

reginaromero-blog-lo-que-aprendí-de-la-escuela-italiana-despiece-venus-y-penelope

Nos tomó un tiempo perfeccionar la técnica pero finalmente lo logramos. Hoy, muchos años después, podemos decir que desarrollamos nuestro propio proceso de manufactura de calzado, que no le pide nada al italiano. Está cimentada en nuestras fortalezas, pero tomando en cuenta nuestras debilidades, siempre manteniendo los estándares de calidad más altos de la industria internacional, para poder brindarte los mejores zapatos de México.

reginaromero-blog-lo-que-aprendí-de-la-escuela-italiana-JUDY

regresar al blog

COMENTARIOS

Yali

Simplemente son los mejores zapatos tienen la mejor calidad, los mejores diseños son súper cómodos , son mis favoritos se paga por lo que valen

06/26/21

MONICA NORIEGA

Los zapatos son hermosos!! y su comodidad es única, en absoluto me incomodan. He tenido la dicha de estrenar 4 pares y seguiría por más. Felicidades por el excelente trabajo que compone la marca.

06/14/21

Judith

Muchas felicidades, Se ven muy padres los diseños, muy bonitos, me gustaría que el tacón no fuera forrado, pudiera tener diseños mas modernos como en madera. le daría otro toque.

06/14/21

1
2
3
..

ESCRIBIR UN COMENTARIO

KLAVIYO SNIPPET 3 para Flow cart Abandonment